Agradecimientos

Durante las cinco semanas en las que recorrimos Colombia entre julio y agosto de este 2013 fueron muchas las personas y organizaciones las que de manera generosa, altruista y entregada nos brindaron su ayuda, conocimiento y experiencia -y en muchas ocasiones también sus hogares- para que pudiéramos adentrarnos en las formas que esta guerra colombiana ha adoptado para arrasar con las vidas, esperanzas, proyectos y energías de la población en general, y especialmente de las mujeres. Pero sobre todo, a poder sentarnos con estas mujeres, con tiempo, para realizar entrevistas pausadas y largas para conocer cómo campesinas, lideresas, profesionales, estudiantes, madres, hijas, hermanas… que fueron hostigadas, agredidas, violentadas, desplazadas, violadas o mutiladas, se enfrentan a la vida. Queríamos entender y aprender cómo estas supervivientes, más allá de víctimas, se han convertido en ciudadanas que se han recuperado, organizado y formado para plantar cara a la guerra y trabajar por la paz. Con estas entrevistas queríamos recorrer sus vidas, cómo fue su infancia, sus familias, su formación, el contexto de vulnerabilidad que fomentó que el conflicto entrara en sus casa, las estrategias y vías que han empleado para no sólo seguir adelante, sino hacerlo también por y con otros y otras. Muchas de ellas no han tenido tiempo para recapitular y recopilar todas las enseñanzas que han ido adquiriendo y que pueden ser muy útiles para todos nosotros, y especialmente, para organizaciones de derechos humanos, defensores y defensoras en Colombia y otros países que se enfrentan a pérdidas, hostigamientos, dolor y esperanzas parecidas. Además queríamos que los y las jóvenes de los países enriquecidos tuvieran la oportunidad de entrar en...