“Es nuestro derecho ir y protestar allí. No hicieron nada para ser asesinados”

 
Entrevista y texto: @patriciasimon Imagen y foto: @Zapicoalex (Ramala, Cisjordania)

Nadeem fue asesinado en mayo de 2014 cuando se manifestaba contra la ocupación israelí. Las imágenes de televisión muestran cómo un soldado israelí disparó al chaval que aún portaba la mochila con la que había ido al colegio. Una hora después fallecía. Su familia sigue luchando para que el crimen no quede en la impunidad como la práctica totalidad de los asesinatos de civiles a manos del Ejército israelí. 

Entramos en la casa por la peluquería anexa que regenta la familia Nowarah. Pese a que al fondo se escucha el ruido de un secador, el ambiente es lúgubre. Las ventanas entrecerradas apagan los colores vívidos de los pósters con Mickey Mouse y otros personajes de Disney que decoran la parte de la estancia dedicada a los más pequeños. Siam, el padre de Nadeem, nos da la bienvenida con el té y pastas inseparables de la hospitalidad palestina. Nos sentamos junto a una pancarta con el rostro de Nadeem que utilizaron para la campaña de Avaaz que lanzaron para exigir una investigación al gobierno de Israel por el asesinato de su hijo. Poco después, Siam está enseñándonos uno tras otro los numerosos vídeos -grabados desde distintos ángulos- que recogieron la muerte de su hijo, de 17 años, y la de Mohamed Abu Daher, de 16. El 15 de mayo, aniversario de la Nakba, la llamada “catástrofe” del pueblo palestino, cuando Israel declaró su independencia y comenzó la guerra contra los palestinos y el exilio de más de 700.000 de ellos. Un día en el que anualmente miles de palestinos se manifiestan en Cisjordania, Jerusalén Este y la Franja de Gaza y que no es la primera vez que se salda con la muerte de algunos de ellos. En este caso, la de estos dos menores que como se puede comprobar en los vídeos, no suponían ninguna amenaza para los soldados israelíes que reprimían la protesta: no iban armados ni se enfrentaron directamente con ellos.

El grupo de jóvenes protestaba ante la prisión de Ofer, en Betunia (Cisjordania) en solidaridad con el centenar de presos que llevaban un mes en huelga de hambre por las llamadas detenciones administrativas, que aumentaron el pasado año un 250% según el Centro de Estudios para los Prisioneros Palestinos. De 150 en 2013 pasaron a 560 en 2014 las personas privadas de libertad sin conocer los cargos de los que se les acusa ni pasar por un juicio. En total fueron más de 7.000 los palestinos arrestados por Israel en 2014 y 6.800 los que permanecían presos en sus cárceles, según esta misma ONG.

Nadeem con sus padres en una fotografía cedida por la familia

Nadeem con sus padres en una fotografía cedida por la familia

Tanto la peluquería como la casa familiar parecen haberse quedado varadas en una cápsula del tiempo, en el 15 de mayo. Las fotografías con atrevidos peinados, los alegres colores de las paredes del comercio, las fotografías familiares en las que aparecen sonrientes los dos progenitores con Nadeem, Rasha y el hermano pequeño Dani. Todos ellos vestidos con vistosos colores, modernas indumentarias, sonrisas exultantes. Pero ahora todos estos recuerdos están rodeados de un pesado silencio y de numerosos retratos de Nadeem con su gorra -el joven era un conocido jugador de baloncesto en Cisjordania-. Dani, el pequeño de la familia, viste ahora su gorra, su cadena hip hopera y marcha para el colegio con la mochila de Nadeem, que aún conserva el agujero abierto por la bala que le atravesó el pecho y le arrebató la vida. Es obvio que quiere llenar el vacío dejado por su hermano mayor, su ídolo.

Siam, padre de Nadeem, mostrándonos los vídeos de su asesinato (Alex Zapico)

Siam, padre de Nadeem, mostrándonos los vídeos de su asesinato (Alex Zapico)

La madre que nunca vistió velo antes de la pérdida de su primogénito, se lo pone ahora para la entrevista. Como nos cuenta en ella, ha buscado consuelo en el islam. Toda la familia se ha vuelto más religiosa.

Tras el asesinato de los dos adolescentes y la difusión de las imágenes -algunas de ellas grabadas por la CNN-, el Ejército israelí tildó de montaje los vídeos y negó en reiteradas ocasiones que los soldados hubieran disparado con munición real -supuestamente limitada sólo a los casos en los que haya una amenaza mortal para los militares-. Sin embargo, las evidencias forenses, la divulgación mediática internacional del caso y la lucha incansable de su familia consiguieron que el presunto responsable del disparo fuera suspendido de sus funciones y que, seis meses después, el gobierno de Netanyahu rectificara y aceptara que Nadeem había sido disparado con  munición real y abriera una investigación. En estos momentos el soldado Ben Deri, de 21 años, se encuentra a la espera de un juicio que se celebrará el 18 de marzo. Un hecho insólito puesto que de los más de 5000 palestinos asesinados por el Ejército israelí desde el año 2000 según la ONG israelí Yesh Din, sólo siete soldados han sido condenados -a unos meses de cárcel-. Por el caso de la muerte del otro crío, Mohamed Abu Daher, no ha habido ninguna detención.

Nahil y , madre y hermana de Nadeem en su casa (Alex Zapico)

Nahil y Rasha, madre y hermana de Nadeem en su casa (Alex Zapico)

La ONG estadounidense Human Rights Watch determinó ya en junio de 2014 que “el asesinato deliberado de civiles por parte de las fuerzas de seguridad israelíes como parte de la ocupación es un crimen de guerra (…) La autopsia al chico palestino asesinado por fuerzas israelíes durante la protesta en Cisjordania muestran que murió por heridas causadas por fuego real. Las autoridades israelíes están gastando más energías en intentar desacreditar las evidencias que en terminar con el innecesario uso de este tipo de balas durante las protestas contra las personas que no suponen ninguna amenaza”.

Rasha, hermana de Nadeem, se ha convertido en el pilar de su familia. Hasta la muerte de su hermano estaba volcada en sus estudios de filología inglesa. Ahora, es la responsable de la divulgación internacional del caso de su hermano, de las movilizaciones con las que siguen recordando este crimen que sigue en la impunidad y de gestionar el desmoronamiento emocional de su familia. “Odio mucho a Israel porque no es sólo lo que ha hecho a mi familia. Hay muchas otras en Palestina en una situación como la nuestra por culpa de Israel”. Pese a ello, como tantos otros jóvenes, no ve su futuro en esta región. “Mi madre quiere para mí que me case, que tenga hijos y que a uno le ponga de nombre Nadeem. Pero yo no quiero eso, no quiero casarme. Quiero ser una gran traductora, trabajar duro y viajar a Canadá con mi prima para mejorar mi inglés”.

La suerte de miles de menores palestinos pasa por los arrestos, los interrogatorios que pueden durar horas o incluso días e, incluso, la cárcel. La mayoría de ellos acusados de tirar piedras contra las fuerzas de seguridad israelíes o los colonos. Según UNICEF, en la última década Israel ha sometido a este “trato cruel, inhumano y degradante o castigo” a más de 7.000 niños y niñas de hasta 12 años de edad. Críos que son juzgados por tribunales militares, una política que sólo Israel practica en el mundo (Ver reportaje “Trabajo con niños palestinos para que no acaben asesinados como mi hermano pequeño”). Desde noviembre, las personas acusadas de tirar piedras contra israelíes en Jerusalén Este (la parte palestina de la ciudad) podrán enfrentarse a condenas de hasta 20 años de prisión.

Además de los más de 500 niños y niñas asesinados por Israel durante los cincuenta días de ataque de Israel a la Franja de Gaza -que acabó con la vida de más de 2100 personas, 1500 de ellas civiles-, en 2014 once menores perdieron la vida a manos de fuerzas israelíes según la ONG Movimiento Mundial de Defensa de los Niños en Palestina. Sólo el presunto responsable de la muerte de Nadeem ha sido procesado.

Listado de los y las menores asesinados/as por el Ejército israelí en Cisjordania en 2014:

Yousef Sami Yousef Shawamra (14 años), asesinado el 19 de marzo
Nadeem Ahmad Nawara(17 años), asesinado el 15 de mayo
Mohamed Mahmud Awda Salama (15 años), asesinado el 15 de mayo
Mohamed Yihad Mohamed Nudin (15 años), asesinado el 20 de junio
Mohamed Ziad Abdel Fatah Araay (17 años), asesinado el 24 de julio
Nasri Mahmud Nasri Tfatfa (15 años), asesinado el 25 de julio
Jalil Mohamed Ahmad Al Anati (11 años), asesinado el 10 de agosto
Hassan Hazem Abdel Hamid Achour (16 años), asesinado el 22 de agosto
Baha Eddine Samir Musa Badr (12 años), asesinado el 26 de octubre
Arwa Abdel Wahab Abdel Ghani Jaleq (15 años), asesinado el 24 de octubre
Imam Yamil Ahmad Dwikat (16 años), asesinado el 29 de diciembre.

La web Beyond Numbers ("Detrás de los números") pone rostro a las víctimas de la operación Margen Protector . Pinchar sobre la imagen para visitarlo

La web Beyond Numbers (“Detrás de los números”) pone rostro a las víctimas de la operación Margen Protector

Trackbacks/Pingbacks

  1. “Es nuestro derecho ir y protestar all&ia... - […] Nadeem fue asesinado en mayo de 2014 cuando se manifestaba contra la ocupación israelí. Las imágenes de televisión muestran…

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *